lunes, 28 de abril de 2008

Estreno

Hoy comencé a rodar un cortometraje.



Una de las ventajas que ha traído este máster, entre muchísimas -y más importantes- otras ha sido la cantidad de información, entrevistas, reseñas, etc., que he tenido la oportunidad de leer y ver. En un comentario casual con cualquiera de los panas, me puedo enterar de que aquél dire está rodando tal peli, o aquél otro, tal otra. Entonces uno va a internet a investigar del asunto, a escarbar en la vida pasada de estos dires y casi siempre es lo mismo: si no tienes dinero rueda con lo que sea.

Halando pelotas conseguí que mis trabajadores y jamás bien ponderados viejitos, me compraran una camarita bien estándar, y puedo decirles hoy, que no la usé. Para hacer un corto debes acoplar la tecnología que tengas. Si, por ejemplo, tienes una mega cámara entonces debes tener un mega equipo. Si tienes una cámara normal, debes tener un equipo normal. Resulta que tengo una cámara normal, pero mi equipo está por debajo de lo normal. No nos vayamos a los al humor fácil y dejemos la anterior frase en el pasado. Aunque podría rodar el corto con mi cámara de video, no podría pasarlo a mi computadora, así que comencé a rodarlo con mi camarita de fotos digital, sí, la misma que sólo graba como 5 minutos de video. No importa, porque a medida que hago los planos, paso de inmediato a la computadora. Luego lo más seguro es que edite en Windows Movie Maker o algún programa cutre que me consiga en softonic... quizá el Premiere de hace 10 años corra aquí, sería cuestión de probar. Que por cierto también quiero hacer la música del corto (al menos la musicalización, quizá ponga alguna canción de Manu Chao para que no me cobren los derechos y alguna otra que sí me los cobrarían, pero... ¡es mi primer corto, coño!) y para ello me bajé la evaluación de un programita para hacer música, que si bien no soy músico, pues, igual quiero entromparme con la creación de todos los aspectos de la peli. Definitivamente este tipo nos hace un daño tremendo a los que queremos comenzar en esta chet. Y este también.

En fin, hoy grabé como... a ver... sí, dos planos, pero vamos, que son los dos planos que llevan toda la peli. Luego son detalles y los hago mañana. Hoy sentí lo que deben sentir todos los directores de pelis del mundo: desesperación, miedo, rabia, ganas de terminar rápido, estrés. Precisamente hoy veía en un documental una anécdota que contaba no-recuerdo-quién, que Spielberg viajaba a no-recuerdo-dónde mientras se filmaban los dos últimos planos de Tiburón. Pero no está bien que yo me dé ese lujo en mi primer corto, así que pues, mucha agua y cigarro y listo.

Todo fue un poco desordenado, quizá comience de cero mañana. Anoche escribí el guión y ya hoy comencé a rodarlo; no hice un plan de rodaje, no realicé una lista de lo que iba a necesitar, no anoté plano por plano lo que quería hacer, y pues, el resultado fue lo obvio: estrés mientras rodaba: que si necesito un programa que haga tal cosa, que si grabo todos los planos del teclado (sí, la historia va de un escritor... ¡es mi primer corto, coño!) y después todos los de la pantalla y después todos los detalles, que si se me acabó la pila y no tengo otra, que si el trípode no tiene la placa, que si la luz me cambió a mitad de rodaje... Debería de tener un poco más de paciencia y organizarme mejor (por cierto, esto lo lee Leonard Zelig y no le voy a dar plomo).

No debo ser el primero en decir esto, pero se me hace que mi incipiente relación con la cámara será muy parecida a las relaciones amorosas, primero todo muy bonito, luego pasaremos ratos amargos, querré terminar con ella varias veces, desencuentros, decepciones, gritos, ley del hielo, separaciones, etc., pero estoy seguro de que nuestro hijo, tarde o temprano, hará que todo valga la pena.

------------------------

-Yo soy el padrino.
-No, tú eres el productor.
-Bueno, el padrino.
-Vale... entonces comienza a darle dinero de una vez.
-Eeeh, no. Pensándolo bien yo soy el tío que siempre anda pelando bolas y no tiene para darle dinero.
-Jajajajajaja, bueno...
-Posiblemente los primeros 3 cortos sean una mierda.
-Gracias.
-No, viejo, tú eres así. Pero confío en tu largo.
-Bueno, entonces eres el padrino del largo.
-Si de aquí a allá me saco la lotería de Florida (que nunca juego), chévere, soy el padrino del puto largo.
-Si de aquí a allá te sacas la lotería de Florida nos dedicamos a "Hankear" por el resto de nuestras vidas, sólo que en vez de escribir como Hank haremos pelis...
-Mucha paja pal tiempo que nos conocemos -Luis agarra los dos vasos vacíos y sale-
-Échale más agua, que me estoy rascando -le grita Luis-
-Marica.

Tchau.

9 comentarios:

Fender Stratokaster dijo...

-¿Sabes a qué se dedica ese tipo?
-No.
-Dice que es director.
-Ah, ¿Sí?
-Sí...,el otro día me mostró su tarjeta de presentación. Y ahí decía que era director de cine.
-Ah, ¿sí...? Pues a mi no me lo parece que sea director de cine, eh.
-No, a mí tampoco, pero el tipo está muy convencido de serlo.
-Y no le preguntaste qué películas había filmado.
-Claro. Me dijo que ninguna, luego me explicó que un maestro le recomendó hacer tarjetas que dijeran que él YA es un director de cine.
-Vaya...y quién le dijo que hiciera eso.
-Un tal Robert Rodriguez.
-No pues, la verdad sí parece muy convencido el muchacho, eh.
-Jejeje. sí así es. Lo que hace la sugestión de una simple tarjetita, ¿no?
-Sí..., bueno, ahorita vengo.
-¿...y a dónde vas?
-Voy a mandar hacer unas tarjetas que digan que soy Steve Jobs...
-¿eh...? haz unas para mí... ¡unas que digan que soy Hugh Hefner!

Anónimo dijo...

Jajajajajaja.. viejo lo disfrute... si el corto es la mitad de bueno que el post entonces dedicate a hacer posts..
Joder... jejejje
Pero si es igual de bueno, que vengan los otros. jejejej

Anónimo dijo...

- Papá cómprame una cámara
- No, ¿Para qué?
- Quiero ser director de cine
- Entonces no
- ¿Papá, tu me quieres?
- Sí
- Entonces cómprame una cámara
- No, ¿Para qué?
- Para joder un rato
- Entonces sí, ¡Vas a ser director de cine!

Anónimo dijo...

alguien me puede decir si ese joven que escribe es venezolano o espaniol? porque, venga, que ha perdido el acento, que se le nota en la manera en que escribe, joder!

pd. suerte con tu corto, luisito cara de tordito :)

oboed dijo...

Gracias gente. Vale, vale, no soy dire todavía, pero en algún momento, Fender... en fin, a los otros dos fastidiosos anónimos que escribieron: no sean fastidiosos y pongan sus nombres. ¡Cuídense!

Anónimo dijo...

Entonces mire por la ventana y senti el encierro, el humo del cigarro ahogandome, luces como agujas.. Toci hasta hasta que el vomito recorrio recorrio la pared, - Dame tu numero, yo te llamo - me desplome.

Fender Stratokaster dijo...

No, man..., jejeje, te pusiste el “saco” sólo.

El sarcasmo era para Robert Rodriguez.y su Escuela de cine en diez minutos.

Salud!

oboed dijo...

Aaah... vale, jejeje... bueno, ya me lo quito (el "saco"), jeje...

Yo creo que ahora es cuando comenzarán a salir cualquier cantidad de largometrajes hechos con cualquier cámara, con cualquier estándar de calidad, etc., y se van a subir a páginas tipo youtube... eso será muy interesante de ver...

En fin... ¡saludos!

Carrie dijo...

¡Qué fino, Luisito! Mucha suerte, de verdad... y ya sabes, si necesitas una directora de foto sabes que cuentas conmigo;)

Tu eterna amiga...