domingo, 22 de marzo de 2009

Canteca de Macao


Es el nombre del grupo. Siempre me he preguntado de dónde salen los nombres de los grupos, mientras más curiosos, más  me lo pregunto. Por ejemplo, hace poco leí que Blink-182 eligió el número por la cantidad de veces que Al Pacino dice "fuck" en Scarface.* 

Es un grupo madrileño, no sureño como podría parecer la camaleónica voz de Ana, su vocalista líder. De su ya considerable repertorio escuché por primera vez dos canciones que bien podrían considerarse de dos grupos distintos: Los hijos del hambre y Alternativa libertaria. Ciertamente, entre una y otra se puede reconocer la voz de Ana, es como reconocer a Brad Pitt en Tyler Durden y en Joe Black. Ambas, en todo caso, canciones de protesta.

La primera se solidariza, señala una tara de las actuales sociedades subdesarrolladas: la migración. Un coro tan duro como poético acompañado de una moderna guitarra española concretizan el problema; la migración subshariana a España. Entre una balada pop y el desgarre, el sufrimiento típico que expresan las buenas cantaoras, parece una excelente combinación, al menos para quien esto escribe, de sonidos, letras y contenido.

El otro extremo, aunque con más desenfado, Alternativa libertaria, logra activar sentimientos juveniles (pero no por ello menos serios) para aquellos quienes en la adolescencia seguimos el punk y la anarquía. Un "punksito" algo neo, pero alegre y honesto. Una voz sucia y agresiva de Ana y una combinación de instrumentos que se acompasan alegremente con el sentimiento, la rabia bien encauzada, las ganas de cambio.

Pero es que la música de este grupo no puede ser diferente. Los malabaristas molamos. En el video de Bellas, pieza un poco pop y comercial, pero igualmente insurgente, podemos ver que Ana es malabarista, hace contact con destreza, lo que la convierte en una persona perfecta a juzgar por su apariencia y sus profesiones (Lic. Audiovisual, cantante y malabarista... ya sé que están de acuerdo conmigo).

Todavía no he ido a un concierto de ellos, pero seguramente si voy les avisaré.

*Mientras escribía esto intentaba buscar en la web de dónde salió el nombre del grupo, pero no lo conseguí. Así que búsquenlo ustedes si quieren, porque tampoco fue que hice un esfuerzo sobrehumano.

------------------------------

-No está mal.

-¿No está mal? ¿QUE NO ESTÁ MAL? ¡¡Es la polla!!

-Jajajajajaja, qué marico “la polla” jajajajajaja

-Qué inmaduro.

-Está bien.

-No, estás viejo...

-Tengo la misma edad que tú.

-Ya. Te explico, no habrá nunca música como “esa música”, pero no es por la música, es por la edad. Estás viejo, y yo también.

-Sí. Correcto. Ya que estamos de acuerdo, pásame una birra.

-Sí, hace sol, apetece birra...

-Jajajajajajajaja, qué marico “apetece” jajajajaja.

 ¡¡To ziens!!

domingo, 1 de marzo de 2009

¡¡Música!!

Los buenos momentos, las buenas épocas deben de estar acompañadas de buena música: un carro, un reproductor fino, varias personas, cervezas, cigarros y gritos cantando algo alegre, o quizá no tan alegre pero siempre con pasión. Da igual si se desafina, si se van los gallos o si, por el contrario, se es una estrella pop en potencia. Las buenas épocas también se reviven por medio de la música. Pasa el tiempo y esas épocas se van diluyendo, pero como el azúcar en el agua, si es mucha, siempre quedará algo en el fondo. De todas formas, como dice Vicentico "La canción que es valiente / es canción para siempre." y si le creemos a Jorge Manrique y en realidad "Cualquier tiempo pasado fue mejor", pues, estas canciones harán que al escucharlas se sienta la constante melancolía que acompaña los tiempos presentes.

Una consecuencia inmediata es intentar evitar esas canciones valientes, pero no se puede vivir sin música, así que se comienza a buscar otra. La cosa es dónde buscar. Entonces se comienza a buscar discos nuevos de bandas ya conocidas. Muchas veces hay cierta aversión a lo nuevo. Pero esas nuevas canciones de bandas conocidas siguen sonando a otros tiempos, siguen evocando viejas situaciones, así que se crea la urgencia de nuevos sonidos. El gusto puede o no cambiar, pero es importante sentirse bien con lo que se escucha, hasta es posible crear nuevos momentos. Así, un viaje de un par de horas en un carro puede revelarte nuevos sonidos, y si el cd de recopilaciones se repite en otro viaje o no hay más cds, pues, se van quedando en tu mente, luego se va averiguando del grupo, se recurre a youtube, se escucha otras canciones del grupo y finalmente se termina en el emule o lo que sea a bajar el cd.

Pero luego de un tiempo se va aceptando la melancolía como se acepta la calvicie o el dolor de espaldas cuando haces un mal movimiento. Se va haciendo una costra, se comienza a oír de nuevo la antigua música, se recuerda los buenos tiempos como lo que son: buenos. En un tiempo duele de otra forma, es posible volver a escuchar los antiguos grupos, pero ahora hay un repertorio más amplio, quizá más limpio también, ya que la soledad permite buscar sin ruidos.

Esos descubrimientos son buenos, saludables y necesarios. Pretendo, luego de este post, ir subiendo algunos pequeños comentarios acerca de los grupos que he escuchado ultimamente y tratar de decir un par de razones por las que me gustan.

-----------------

-Mmm... post raro.
-Sí, quería comenzar de una vez a hablar de un grupo en específico, pero me salió esto.
-Mmm... qué raro.
-Ya dijiste eso.
-Es raro, no es largo, es muy corto, no terminas de decir nada en concreto y tampoco dices nada de un grupo específico.
-¿No has escuchado que los posts de los blogs deben ser cortos?
-Sí, pero ¿tanto?
-No sé... no leo muchos blogs, es un poco traidor, si se quiere, pero no tengo tiempo... así que...
-Bueno, haz lo que quieras... ¿de quién vas a hablar en el próximo blog?
-Ya verás -Luis le suelta una sonrisa poco sincera pero muy expresiva a Luis-
-Vaaaale ¿ron?
-Yup...


¡안녕!