jueves, 27 de noviembre de 2008

Anotaciones

Vivo a dieciocho estaciones de metro de donde trabajo. Si trabajas en algo que, no nada más no tiene absolutamente nada que ver con lo que estudiaste (letras) seis años, sino que aborreces por principios, eso (las dieciocho estaciones) es excelente.

Además, el metro de Madrid se presta para leer por dos cosas: una porque de diez personas, al menos cuatro están leyendo un libro y una o dos un periódico y eso hace que te den ganas de leer (factor oveja) y dos porque así esté totalmente lleno tienes espacio para leer (todo igual que el metro de Caracas).

He leído varias cosas, predominantemente la revista Letras Libres, pero también en el metro terminé los Karamazov, leí Nieve, Bajo las ruedas, Los Reyes e Historia Universal de la Infamia. Eso es bastante para mí que me distraigo demasiado cuando leo un libro.

De todo eso (creo, quizá haya hecho alguna excepción sin mala intención) he sacado algunas frases que viajaron de mi celular a la computadora y ahora al blog. Aquí se las copio, espero que les guste.

“Saber una cosa no es como escucharla. Sabes sin palabras, la cosa misma adherida al corazón, nos abriga de su imagen como un escudo.” Ariana en Los Reyes. Julio Cortázar.

“Para Alejandro, el banquete comenzaba debatiendo el precio del pescado y sólo terminaba cuando la conversación se hacía cenizas y se apagaban las colillas del tabaco, tras el desfile de palabras en las pasarelas de humo.” Eduardo Vazquez, Letras Libres.

“Yo tuve un profesor que me caía muy bien y que aseguraba que la tarea de la buena escritura era la de darles calma a los perturbados y perturbar a los que están calmados.” David Foster Wallace, LL

“Vivimos –dice Robert Smithson- en estructuras, y estamos rodeados de marcos de referencia, pero la Naturaleza los desmantela y los devuelve a un estado en el que ya no tienen integridad.”Arquitecto y fotógrafo. LL

“Estoy más actualizado de lo que crees. Soy joven. Tengo blog.” Alberto Fuguet, LL.

“Finalmente (…) Echeverría incurre en el más común de los errores y es el de anteponer el amor al odio cuando lo contrario del amor es… ¡el aburrimiento!, o sea Tánatos.” Héctor Subirats, LL.

“No hay que vivir la vida por los principios sino para ser feliz.” Ka, en Nieve. Orhan Pamuk.

“No era la felicidad lo que buscaba, lo comprendí muy bien después de la tercera copa de raki, incluso se podía decir que prefería la desdicha. Lo importante era esa unidad sin esperanzas, formas un centro de dos personas y que el mundo entero quedara aparte. Y sentía que podría conseguirlo haciendo el amor sin parar con Ipek a lo largo de meses.” Ka en Nieve. OP.

“Incluso los ateos que han sufrido aunque solo sea un poco acaban por no soportar mucho la falta de fe y al final vuelven a creer.” Nieve. OP.

“No puedo creer en Dios porque estoy sólo y no puedo librarme de mi soledad porque no creo en Dios.” Ka en Nieve. OP.

“A Ka le gustaba poner fin a los momentos de felicidad con el ansia de que la infelicidad posterior no fuera demasiado grave.” Nieve. OP.

-----------------------
-Ya tienes Internet ¿ahora cuál es tu excusa?
-¿Tener Internet robado es tener Internet?
-No vengas con tecnicismos, Luis.
-Vale, comenzaré, tienes razón.
-Brindemos entonces por eso.
-¿Tequila?
-¡Pa diciembre, coño!
-Salud, pues...

¡Aberdulreian!

2 comentarios:

C. Luisa Ugueto Liendo dijo...

Yo también leo en el Metro, pero en Caracas es diferente. No lees sentado (a veces si...cuestion de suerte...). Lees de pie contra alguna puerta y necesitas ser muy valiente o que el libro sea muy entretenido... Pero siempre lo hago, asi sean diez minutos... Recuerdo que lei libros que me cambiaron la vida en metro y en autobus: Vargas Llosa, Allan Poe (carretera Caracas- La Guaira, cuando era joven y estudiaba). Tambien te conte una vez... ¿te acuerdas? que con mi primer esposo-novio leiamos en voz alta mientras viajabamos todos los dias de nuestra casa a la universidad (viviamos via Guarenas). Me acuerdo que leiamos a Cortazar (yo leia y el manejaba)...
Saludos Borges... Me gusta mucho tu blog. :-)

oboed dijo...

Sí, recuerdo que me contaste eso, que leías en la moto, me parece... ¡qué ganas!

Y aquí, pues, el metro nunca va tan lleno como en las horas pico en Caracas, al menos yo jamás lo he visto así (claro, son 12 líneas más tren de cercanías) y se hace fácil hacerlo.

Y pos, nada, si te gusta el blog sigue leyéndolo;) ¡GRACIAS! Saliendo de tu mordaz boca, me inflo!! jeje... ¡Un abrazo!